Juan Carlos Gomez 32 info@salto.gub.uy 473 29898  Lun. a Vie. de 8.30 a 15.00 horas

Estación

Décima

  

 

“Realismo social”: abajo la pintura de caballetes 

Esta décima parada del safari nos trae a la estación “El Palacio”, que debe su nombre al hecho de encontrarse frente al emblemático Palacio de las Oficinas Públicas. Edificio construido por el arquitecto italiano Juan Veltroni en 1924 con la finalidad de albergar una serie de oficinas estatales. Fue declarado Monumento Histórico Nacional en 2008. 

Volvamos a la estación.  Allí en lo alto, junto a una ventana de ladrillos de vidrio, podemos disfrutar de una mural titulado “El Descanso del Labrador”. 

Leer más

 

Hablemos de sus autores: José Cziffery y José Echave. El primero, fue un artista húngaro, formado en la Academia Húngara de Bellas Artes, quien vino a Salto en 1946, para ser profesor en el taller de artes plásticas “Pedro Figari”, al que hicimos referencia en nuestra anterior parada. El taller se había iniciado con la docencia de José Cúneo; en él se formaron pintores de la talla de Aldo Peralta, Osvaldo Paz, Lacy Duarte, Rodríguez Mussmano e Higueras. Cziffery, quien  llegó por seis meses a Salto,  se quedó al frente del taller y fallece en 1962. 

El otro autor nació en Salto en 1921, vivió en Bueno Aires donde recibió las influencias de Castagnino y más tarde fue fuertemente influido por Cándido Portinari, famoso artista brasileño interesado en la temática social. Fue escenógrafo de la Comedia Nacional en Montevideo. Falleció en Europa en 1985. 

Este mural podría tratarse de un paisaje de la Hungría natal de Cziffery ya que se pueden encontrar elementos evocativos de su patria,  como las flores típicas de Ciclamen y Aciano que aparece en el ángulo inferior derecho, así como la cosecha del trigo, la actividad agrícola más importante en ese país. En el mural aparecen, así como en otros del “realismo social”, personajes –en este caso trabajadores- del paisaje social, como el campo en plena época de recolección. 

Ambos  pintaron  varios murales con motivos campestres, labradores, lavanderas, etc. Su preocupación fue la de sacar el arte de los museos y de las colecciones privadas, como en este caso, para el disfrute de los trabajadores de la estación. 

El “Realismo Social” corriente en la que se adscribe este mural es un arte figurativo que busca diversas aproximaciones a la temática social y popular, desde la que se propone una elaborada descripción de tipos humanos  característicos. Este realismo social recibe influencias del muralismo mexicano y del realismo socialista soviético. 

El lapso de 1930-1950 marca el ciclo en el cual nace y se desarrolla esta vertiente artística figurativa de tema social en Uruguay. En nuestro país no llegaron a tener el temperamento combativo del paradigma mexicano sino más bien cultivaron una melancólica mirada al paisaje humano regional. Lo que se puede señalar es la existencia  de una multiplicidad de visiones personales acerca del paisaje social y de la idiosincrasia popular, a través de un arte realista.

 

volver arriba
« Febrero 2021 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28